zoomlens:

yeule"yeule" [ZL-20]w/ remixes by Uio Loi, Malta and SkeetsDownload: https://zoomlens.bandcamp.com/album/yeule-zl-20
zoomlens:

spaceboyfriendmusic:

at-haradayuki:

2.5D x ZOOM LENS: PARADICE

see you in may~

Photography by zuru1024

zoomlens:

spaceboyfriendmusic:

at-haradayuki:

2.5D x ZOOM LENS: PARADICE

see you in may~

Photography by zuru1024

Aguantar la última humillación

y la razón desbordándose por todos mis poros

y los orificios de mi cara

ocupando el espacio

matando toda vida como lava.

Tags: my writings

orientallyyours:

Documentary photographer Yau Leung 邱良 (1941-1997) captured everyday street life in Hong Kong, while also working as a unit still photographer for Shaw Brothers Studios.

Image 2: “Cheongsams” (1961)

Sources: Fotomen.cn, Telegraph blog

Hoy el tiempo no avanza; crece:
un quejido entre un ¿por qué?
y un vuelve.
Vuelve.
Vuelve.
Vuelve.

Enroscado sobre sí
el tiempo es llenándose
de tu ausencia.

_____


Today the time doesn’t go forward; it grows:
a groan between a ¿why?
and a come back.
Come back.
Come back.
Come back.

Coiled on itself time becomes filling
of your absence.

"

"De la ecología a la ecosofía

No hay necesidad de hablar de justicia allí donde no hay injusticia, ni de tolerancia donde hay respeto mutuo. Tampoco habría necesidad de hablar de ecologismo de no ser por la necesidad de defender un ecosistema en peligro. Pero ¿es el ecologismo la respuesta al problema? El término “ecologismo” nos define, lo queramos o no. Es el resultado de una concepción antropocéntrica que distingue entre los seres humanos y el resto del planeta. Podría extrapolarse al ecologismo la reflexión crítica que Kitaro Nishida hacía con respecto a la ética de los derechos humanos: tal tipo de ética, decía, es incapaz de resolver definitivamente los problemas del mundo porque pertenece a una forma dicotómica de entendimiento y los problemas entre los seres humanos han de resolverse a partir de la vacuidad que permite comprender al otro desde lo mismo.
Proteger la naturaleza, a los niños, a los animales, es la expresión paternalista de una tradición de control y dominio del medio que deriva de la idea bíblica de que la tierra está al servicio del “hombre”. Antes que de ecologismo, debería hablarse, como lo hiciera Raimundo Panikkar, de ecosofía. En vez de dominar y proteger, volver a sentir, a oír, a oler incluso, a comprender oliendo, a saber sintiendo. Oler la hierba y pisarla como se pisa un templo en Oriente: con los piez descalzos. Volver al oikos: lo propio, lo más común. Oiko-sophía: saber de lo más propio, del hábitat, que no es aquello que poseemos sino aquello a lo que pertenecemos. Sophia en vez de logos: saber en vez de conocimiento, integración en vez de discurso. Saber de intimidad que lleva incluido la íntima comprensión del sentir del otro, lo otro comprendido a partir de los mismo. Conocimiento sintiente, no entendimiento; desde las húmedas entrañas, no desde la aridez de la mente. Desde las aguas, no desde el fuego. Porque en las aguas, siempre maternas, tiene el fuego (Agni) su morada, como dice el Rigveda.

¿Qué puede aportarnos la India en lo que respecta a estas cuestiones? Veamos. Si la ecología es el lógos del ecosistema, es decir, el discurso acerca del conjunto de las diferencias y su interrelación, la ecosofía es el conocimiento íntimo de la la interdependencia de todas las cosas, y su unidad fundamental. La primera es propiamente occidental; la segunda pertenece a los pueblos que han vivido siempre con su entorno. Desde el punto de vista de quienes viven en la naturaleza, no hay “materia muerta” en el ecosistema; todo está substancialmente vivo. Las culturas de la India han dado cuenta de ello, todas sus tradiciones han mostrado la común procedencia de las fuerzas vitales que subyacen en todo lo existente y que nos ligan, nos hacen partícipes de la enorme telaraña que el brahman, como una gran araña cósmica, teje con su propia saliva. El complejo sistema de los rituales, la portentosa mitología, las elaboradas doctrinas metafísicas, los métodos iniciáticos, e indudablemente las artes, todas las manifestaciones del espíritu tienen un único objetivo: mostrar la unidad en la multiplicidad y el entramado universal, la estructura de sus relaciones y la interdependencia de todo con todo. A este legado podemos acudir en busca de un soporte hermenéutico que haga realmente viable la convivencia del ser humano con su medio natural mediante la conciencia de su pertenencia al mismo. Se trata de invertir la ecuación bíblica: la tierra y los seres que la habitan no pertenecen al hombre; antes bien, el hombre, como cualquier otro ser, pertenece a la tierra. Y, en razón de ello, sus derechos se limitan a recibir como un don lo que la tierra le ofrece sin pedirle a cambio nada salvo su respeto.”

"

— Chantal Maillard, Naturaleza, materia matricialEn India.

"Algo de mí está triste y yo lo miro estar. ¡Es tanto el polvo acumulado por los años! ¡Cuánta agitación lo que llamamos vida! A mi espalda toda, como la tela sobrante del sari. ¿Cómo no ser culpable de todo lo vivido? ¿Cómo no equivocarse? ¿Cómo no vacilar en las encrucijadas? ¿Cómo no herir a otros? ¿Cómo no infringir? ¿Cómo no ser culpable? ¡Una diosa para no ser culpable! ¡Un dios para bendecirme! ¡Dioses para salvar mis heridas, mis oídos, mis temores, mis años!
Demasiado tarde. Camino con mi hueco, con esa ausencia que absorbe los mundos, se los traga y luego los vomita […].
No, no hay dioses para mí, ni muñecos. Sin proyección. Mi gente ha caminado con la responsabilidad de sus actos. Me han enseñado el rito de la culpa y la interiorización de los dioses, su unificación en las entrañas, o más arriba, allí donde la voluntad cristaliza en el juicio y pacta la razón con los deseos comunes. Mi gente me ha enseñado el mea culpa. No hay vuelta atrás, no hay regreso a los dioses. Pero sí la creación del símbolo allí donde la fuerza se percibe y anula sus modos de manifestarse. El símbolo es crisol, neutralidad compacta de la fuerza y su fuente. Quien consiga formar su símbolo podrá abrevarse a sí mismo.
Aislado, no obstante, ningún centro de fuerza puede mantenerse por mucho tiempo activo. Cerrado sobre sí pronto se descarga. Nadie sobrevive sin el concurso de los otros."

— Chantal Maillard, India

"Los niños se proyectan en sus muñecos. Los niños comparten sus muñecos. Su juego: sistema de interrelación. Exteriorizan su pre-mundo interior y de este modo fundan un mundo común, un mundo que habrá de pertenecer al grupo: aquellos que participan en el juego y conocen sus reglas. El juego excluye a los que no juegan. El juego juega. Los excluidos se exteriorizan en otros sitios, de otros modos.
Los muñecos de los niños: los dioses de los hombres. Destruir los dioses ajenos es vencer al otro, al que no es igual, el enemigo, el que juega de otro modo. Destruir lo externo para destruir lo interior. Interrumpir la proyección para desequilibrar, para aniquilar al otro quebrando su unidad, desactivando el lugar común, el núcleo que le hace fuerte.
Ahí donde no hay muñeco hay un niño “introvertido”: un niño vertido en sí mismo. Ahí donde no hay dioses empieza la soledad compartida, la in-comunicación.
La diferencia entre el niño y el adulto: éste, al juego le añade la creencia, y la defensa de su creencia es su autodefensa. El muñeco puede ser reemplazado; el niño no cree: representa. El dios, una vez revestido de creencia, es el endurecimiento de la proyección. El yo ya no puede reabsorberse, la proyección es más fuerte, más sólida que lo proyectado."

— Chantal Mallard, India.

I just upladead a new album. It’s for free. It’s called Varanasi Shoegazer. It’s chiptune, it’s drum n’ bass, it’s shoegaze, it’s doom metal and punk. It’s what happens when Varanasi yoguis play with a gameboy. It has songs inspired by vietnamese noodles, by curry sauce, by sunday morning’s bicycle rides, and many other things. I hope you like it.

ileftmyheartintokyo:

Rain in Tokyo. by Simone Maroncelli on Flickr.

do-you-have-a-flag:

the creator of one of the most discussed and analysed anime series of all time

spaceboyfriendmusic:

”bug spray (never give up)” [zl−19]

is now available to the universe.

thank you all, so, so much. this is the most special and dear piece of work i have ever made, and i hope if you find yourself listening, you enjoy it, and feel powerful because you are powerful. please keep doing what you do.

『thank you, and farewell, beautiful summer』

(via thisdeepwell)